Misión

REDOMI somos una organización de profesionales de la música y del ámbito social comprometidos con la música, como herramienta y motor de desarrollo y cambio social, a través del intercambio cultural y la vivencia horizontal de experiencias musicosociales compartidas que generen ciudadanía activa, participativa y musical y culturalmente formada.

Entendemos la práctica musicosocial, no sólo como un método de conocimiento sino también reconocimiento mutuo y de (auto)reflexión que permite la interacción entre seres humanos que tocan, actúan, sienten y piensan, lo que en última instancia hace revisable nuestra propia subjetividad individual y colectiva en un proceso de cooperación intersubjetivo, intercultural y horizontal de aprendizaje a través de experiencias compartidas.  

De esta manera, apostamos por la participación activa y colectiva en la práctica musicosocial, como apoyo y aprendizaje recíprocos entre profesionales de la música y el ámbito psicosocial que, cooperando entre ellas en el sector musicosocial, contribuyen a la creación de una sociedad más participativa e inclusiva capaz de potenciar la dignidad personal, colectiva y cultural.

Visión

La generación de redes interculturales y de cooperación entre programas musicosociales con el objetivo de generar apoyo mutuo, reconocimiento inclusivo desde prácticas culturales y musicales, y aprendizaje recíproco en  la creación social y musical.

En REDOMI nos planteamos cómo podemos contribuir a una mayor profundización democrática más inclusiva y participativa que dé lugar a un mundo más igualitario. Es por esto por lo que nos comprometemos con el empoderamiento y la emancipación a través la participación colectiva que se lleva a cabo entre comunidades y redes de seres humanos que realizan práctica musical conjunta, inclusiva, soberana desde la que intervenir en su realidad para lograr un mejor vivir.

Trabajamos para el reconocimiento mutuo a través de la práctica musicosocial y creativa que nos conduzca a la reflexión conjunta. Buscamos transformar el entorno que nos rodea y contribuir a forjar sociedades más inclusivas y empoderadas a través de agentes sociales colectivos, diversos y horizontales que se generan y reconocer en la acción musical, cultural y social conjunta.

Objetivos

  • Desarrollar una investigación continua e integral de prácticas musicosociales teniendo en cuenta el contexto sociopolítico y cultural en el que están surgiendo.
  • Fomentar la comunicación entre organizaciones con los mismos intereses sociales y musicales para compartir prácticas y experiencias que beneficien a todo el sector.
  • Construir vías horizontales entre profesionales músicos y técnicos del área psicosocial, a través de intercambios internacionales, que empodere y enriquezca a los profesionales ya las organizaciones conectadas.
  • Promover el desarrollo social, educativo y cultural de las comunidades, con entidades locales, a través de diferentes prácticas musicosociales.
  • Apoyar la promoción del sector musicosocial a través de colaboraciones entre entidades artístico-sociales.

Valores

INCLUSIÓN MEDIANTE LA PARTICIPACIÓN

La generación de conocimiento ha sido tradicionalmente asumida desde la dicotomía artificial y jerarquizada, que niegan la inclusión de diferentes sensibilidades y subjetividades que han de conocer frente a otras que albergan dicho conocimiento. Entendemos esta dicotomía como artificial. Solo hay inclusión si hay apertura a todas las perspectivas en la creación conjunta. Este es uno de los valores fundamentales de los diferentes programas musicosociales que abordan la transformación social desde la práctica musical. Creemos que este cambio de estructuras dentro del propio espacio deliberativo y participativo en la práctica musicosocial y en toma de decisiones  tiene efectos en el debilitamiento del poder simbólico que producen estructuras jerarquizadas como el patriarcado, la colonialidad o el propio conocimiento participación y afianzándose espacios de inclusión horizontal que tengan un trasvase a la sociedad.

LA IMAGINACIÓN COMO FACULTAD PRIVILEGIADA PARA LA TRANSFORMACIÓN

La transformación social parte de una alfabetización crítica que permita leer y analizar la sociedad que nos rodea y ser capaces de imaginar otras posibilidades. Esos otros escenarios, aunque sean sólo pensados, son capaces de generar intencionalidad, voluntad de cambio y capacidad para reinterpretar la realidad que nos rodea. Potenciar la creatividad a través de la práctica musical y artística colectivas y del respeto y el conocimiento de otras prácticas culturales y musicales es fundamental para fomentar la imaginación social que genere transformación real.

TRABAJO EN RED

Las organizaciones o proyectos utilizan la educación o la práctica musicosocial como herramienta para producir un desarrollo social, cultural y educativo en su comunidad. Pensamos que es imprescindible el reconocimiento mutuo de este tipo de organizaciones y la cooperación entre ellas en la metodología. La multiplicación de experiencias y el enriquecimiento colectivo a través de la generación de redes de proyectos musicosociales es una poderosa herramienta de aprendizaje mutuo y recíproco en los procesos consolidación de los mismos y de visibilidad de la práctica musicosocial en las diferentes comunidades donde se está poniendo en práctica.

APRENDIZAJE MUTUO INTERCULTURAL

Ante este trabajo en red es importante asumir como valor fundamental la igualdad de capital simbólico de los diferentes grupos que participan de la misma y el aprendizaje mutuo de las prácticas musicosociales y en los contextos en que éstas se dan. Un sentido crítico de la pedagogía y la educación ha de revisar la hegemonía de la acumulación de información individual en detrimento del sentido relacional entre seres humanos y entre culturas y comunidades. La práctica musical intercultural fomenta una alfabetización crítica que se desliga de esencialismos como la linealidad del aprendizaje, de las certezas absolutas, del colonialismo cultural.    

LA PRÁCTICA MUSICOSOCIAL COMO HERRAMIENTA EMANCIPADORA

Por todo ello, la práctica musicosocial se presenta como una forma de aprender desde, en y para la implicación y participación  a través de la aproximación creativa y socioafectiva que da la música, la deliberación colectiva del grupo en la toma de decisiones horizontales. Estas prácticas quedan incorporadas en procesos internos de aprendizaje que forman sujetos individuales y colectivos capaces de dialogar y de intervenir creativamente en la sociedad. Esta forma de educación musical es un proyecto de ciudadanía, un laboratorio creativo donde ensayar prácticas musicales, afectivas y colectivas que generen deseo de cambio.

Orígenes

Plataforma REDOMI surgió con la firme convicción de que la música es la gran herramienta para la construcción de una sociedad justa, solidaria, inclusiva, emocionalmente equilibrada y creativa para afrontar en conjunto las necesidades sociales del día a día. Esta seguridad viene de la experiencia de trabajo y colaboración de sus fundadores en varias organizaciones musicosociales de Latinoamérica desde el 2011, y el trabajo de campo visitando alrededor de 50 experiencias en 15 países de Iberoamérica. Primeros artículos de la investigación por Centroamérica Entrevistas sobre las experiencias del equipo de REDOMI en la Revista La Terapia del Arte: Aldara Velasco  -  Fernando Leria  -  Elena González  -  Beatriz Pedro-Viejo  

Objetivos del trabajo de campo:

  • Conocemos en persona a los impulsores y los trabajadores de estos proyectos.
  • Recogemos información sobre su origen, objetivos y funcionamiento.
  • Nos cuentan sus necesidades y dificultades.
  • Realizamos un análisis sobre la situación social, cultural y educativa de cada país

Gracias a esta información, diseñamos nuestra estrategia de acción y vamos implementando los proyectos propuestos.

Cada año, el equipo de Plataforma REDOMI continúa el trabajo de campo viajando por Latinoamérica durante dos o tres meses al año.

Paralelamente, vamos conociendo los proyectos que están surgiendo en Europa y Norteamérica, con el fin de compararlos, ver puntos en común, y destacar las buenas prácticas de todos ellos.

¿Quiénes somos?

Aldara Velasco Coordinación DaLaNota y VAS

Violista y directora de orquesta

Fernando Leria Coordinación DaLaNota y VAS

Contrabajista y profesor

Beatriz Pedro-Viejo Coordinación Proyectos Internacionales

Gestora cultural y violinista

Elena González Coordinación DaLaNota

Trabajadora Social

Marga Gutiérrez Coordinación DaLaNota

Psicóloga infantil

Pablo Duque Profesor DaLaNota

Violinista

Elia Cornejo Profesora DaLaNota

Oboísta y profesora de canto

Elisa Ortiz Profesora DaLaNota

Violonchelista

Pedro Quirico Profesor DaLaNota (ESA)

Violinista

Carlos Sánchez Profesor DaLaNota (ESA)

Profesor de baile

Perla Gomes Profesora DaLaNota

Bailarina profesional